domingo, 5 de febrero de 2012

Y decirte que no quiero que te vayas de mi lado.

Siempre empieza como una montaña rusa. Al principio es suave, se disfruta, hay emoción y nervios, expectativas por saber qué viene y cuándo va a llegar la caída, el vacío.
Pero a veces nos equivocamos al pensar que todas las montañas rusas son iguales. Nos tragamos el cuento y nos auto-convencemos de que cuando las cosas empiezan con un cuento ‘ relajado y sin compromiso ‘, efectivamente se mantendrá así, y obvio que eso muy pocas veces pasa. No nos damos cuenta en qué momento nos terminamos enamorando y metiéndonos en una relación que nunca siquiera imaginamos.


3 comentarios:

  1. que gran verdad! un besazo guapas!(L)

    ResponderEliminar
  2. esta también esta genial,enamorate.
    http://mariastrich.blogspot.com/
    xoxo.

    ResponderEliminar