jueves, 30 de junio de 2011

No me preocupo, todo irá bien.



Y así pasan estas horas muertas. Que las horas muertas, muertas se quedan....
Pero antes de lanzarme a la búsqueda de la última carta que me dedicó, esperando encontrar en esas palabras de cariño algo de consuelo, decido poner en orden todo lo que pasa por mi mente, apartando todo aquello que se quedó sin esperanza, las cosas que ya son demasiado tarde para decir, cerrando caminos que creo equivocados y oyendo resonar en mi cabeza las palabras que me dijiste antes de ayer, arrojando al camino algo de luz, algo nuevo, alguna verdad de esas que hielan y que sólo tú sabes hacerme ver.

1 comentario:

  1. me gusta tu blog:)
    pasate por el mio!
    fuegoylluvia.blogspot.com

    ResponderEliminar